¿Alquilar o comprar una vivienda? Cómo tomar la mejor decisión

alquilar-o-comprar-una-vivienda- como-tomar-la-mejor-decision

¿Alquilar o comprar una vivienda? Cómo tomar la mejor decisión

Llega un momento en el que te preguntas si te conviene alquilar o comprar una vivienda. Desde tu web para encontrar venta de apartamentos  en Guatemala te mostramos las ventajas y desventajas de cada alternativa. De igual forma, hablaremos sobre algunas consideraciones para que tomes la mejor decisión.

¿Alquilar o comprar una vivienda?, ¿qué me conviene más?

Vivir alquilado y comprar una casa son opciones que tienen sus pros y sus contras. Aunque el sueño de muchos, sobre todo en América Latina, es ser propietario, no a todos les conviene lo mismo. Tomar la mejor decisión requiere un análisis profundo que incluye la situación financiera y los planes a futuro.

El argumento más extendido en contra del alquiler es que pasarás toda la vida pagando sin tener una propiedad. En cambio, al comprar adquieres un activo y tienes un lugar fijo para vivir. Sin embargo, poco se mencionan los gastos posteriores a la compra.

Entre los factores determinantes para decidir entre comprar o alquilar una casa encontramos la edad. En general, las personas jóvenes atraviesan momentos de cambio y desean mayor flexibilidad. Si necesitan moverse de lugar por una mejor oportunidad de empleo o alguna situación personal, es más fácil si alquilas.

No obstante, hay casos en los que será mejor comprar. Por ejemplo, si tienes estabilidad laboral o encuentras un inmueble a muy buen precio, por debajo del mercado.

Al buscar el apartamento perfecto también hay que considerar el costo inicial y a largo plazo. Rentar un inmueble supone menor costo inicial porque, por lo general, solo se paga una fianza.

En cambio, la compra implica el costo de la propiedad más una serie de gastos ocultos. Estos incluyen gastos propios de la transacción, pagos a intermediarios, impuestos, etc. Lo cual eleva el precio total de la compra.

A largo plazo la vivienda también tiene otros costos como la hipoteca, impuestos, pagos a la comunidad, servicios, etc. Mientras que el costo del alquiler sería la suma de la renta de por vida. Al comparar ambos gastos puedes determinar cuál te conviene más. Ten en cuenta que el monto a pagar por el alquiler aumentará con el tiempo.

Aumento de viviendas en alquiler

Alquilar se ha convertido en una solución para los problemas habitacionales en América Latina. Las últimas décadas han reflejado un aumento en la cantidad de viviendas en alquiler según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Algunas de las razones para alquilar que evidencian son: el déficit de vivienda, incremento en el precio del suelo, hogares más pequeños, entre otros. Sin embargo, tener casa propia es sinónimo de estabilidad, además de ser el principal patrimonio para los hijos.

Quienes deciden comprar ven esta decisión como una inversión importante. A pesar de los gastos que implica ser propietario, también consideran la posibilidad de generar ingresos pasivos a largo plazo.

Ventajas de alquilar una casa

Vivir en una casa alquilada puede ser el primer paso para tu independencia. Si tus ingresos aún no son suficientes para reunir el pago inicial de un inmueble, esta es una alternativa viable.

Pero hay otras ventajas a las que le puedes sacar provecho. Alquilar te permite tener mayor movilidad; si cambias de empleo puedes mudarte cerca de tu nuevo sitio de trabajo. Esto significa que no perderás oportunidades profesionales a causa de la vivienda.

Podrás vivir donde quieras y cambiar cuando lo creas necesario. Si no te gusta el vecindario donde te encuentras, puedes mudarte a otro lugar. Algo que será complicado si has comprado. Asimismo, será posible ahorrar en transporte y hasta alquilar en zonas donde el costo de compra es alto.

Si tu situación familiar cambia, por ejemplo, vas a tener un hijo, será más fácil buscar una casa que se adapte a tus nuevas condiciones.

Ser propietario implica tener que asumir ciertos gastos, como impuestos de la vivienda, que siendo inquilino evitarás. No obstante, estos influirán en el costo del alquiler que pagarás.

Tampoco tendrás que asumir los gastos de reparaciones o reformas que tendrías si fuera tu casa.

Al no tener que pagar hipoteca y ahorrarte los gastos que hemos mencionado, tienes la oportunidad de ahorrar para darte algunos placeres como viajes.

Puntos en contra de ser inquilino

Esta opción también tiene sus desventajas. Al tener un gasto fijo en el alquiler, será difícil ahorrar suficiente para comprar un activo. Además, el costo de alquiler puede aumentar por distintas razones como que se revalorice la zona.

Otro de los inconvenientes que tendrás es no poder hacer las remodelaciones que necesites. Por un lado es posible que las condiciones del contrato no te lo permita y, por otro, no te conviene invertir en una propiedad que no te pertenece.

Beneficios de comprar tu casa propia

En primer lugar, es una inversión a largo plazo. Aunque los gastos de la hipoteca te limiten por un tiempo llegará el momento que no debas pagar y puedas ahorrar. Además, tampoco tendrás la carga de pagar un alquiler. En cualquier caso, pasarán algunos años antes de ganar el valor de inmueble.

Cumplir con el pago de la hipoteca te permitirá construir un buen historial crediticio. De esta manera podrás acceder a otras oportunidades económicas.

Si lo decides tu casa puede ser una fuente de ingresos si decides arrendarla. La manera de sacarle ventaja es alquilar un lugar más barato para vivir y tu ganancia será la diferencia.

Puedes hacer todas las reformas que quieras a la vivienda. Es tu propiedad y la personalizas como desees. Si no puedes hacer las modificaciones al momento de la compra, tienes la libertad de planificarlas a futuro.

Como propietario tienes más voz dentro de la comunidad que como inquilino. Esto a su vez, es una responsabilidad que debes asumir.

Tendrás mayor estabilidad al ser propietario. Evitarás tener que cambiar de residencia cada cierto tiempo y no tendrás que cumplir las condiciones que imponen los arrendatarios.

Adquirir un inmueble también tiene sus inconvenientes. Limita tu libertad financiera al estar obligado a cancelar la deuda. Y si no pagas la hipoteca, corres el riesgo de perder la casa.

Será necesario que permanezcas en la casa por un largo tiempo, al menos mientras sales de deudas. Esto te limitará la posibilidad de aceptar mejores empleos en otras ciudades o hacer otros cambios que ameriten cambiar de residencia.

Las cuotas de mantenimiento, impuestos, seguros, reparaciones y demás, aumentan el costo de ser propietarios.

Asesorarse con expertos para tomar la decisión que más conviene es necesario. Por eso, en Citymax Guatemala estamos a la orden para guiarle en caso de que quiera comprar o alquilar una vivienda. Contáctanos si tiene alguna duda sobre el proceso que debe seguir.

¿Qué debes considerar al comprar o alquilar una casa?

Esta es una de las decisiones más importantes que deberás tomar. Tus planes futuros y la capacidad que tengas para asumir los gastos son dos factores fundamentales. Por eso tendrás que analizarlo bien antes de comprar o alquilar.

Aquí te daremos algunas pistas de las preguntas que debes hacerte antes de decidirte.

1. ¿Es el momento de tener una vivienda?

¿En qué momento de tu vida estás? ¿Tienes trabajo estable y buenos ingresos? ¿Estás en la capacidad de asumir el gasto de un alquiler o una hipoteca durante los próximos años? Sea cuál sea la sea la decisión, impactará tu estilo de vida y tendrás que asumir la responsabilidad.

2. ¿Cuánto tiempo estimas permanecer en la casa?

Cuando compras una casa tienes que estar dispuesto a permanecer en ella durante varios años si quieres recuperar el gasto. Si no tienes la intención de establecerte en un lugar propio o no puedes asumir el compromiso financiero, es posible que no te convenga comprar.

3. ¿Puedes asumir los costos?

Ya tienes una idea de los costos que supone comprar y mantener una casa. Y no solo esto, sino que también necesitará reunir un porcentaje para dar un adelanto. El alquiler también implica ciertos gastos que debe consultar antes de contratar para evitar sorpresas.

4. ¿Cuáles son tus planes a futuro?

No solo se trata del momento de la vida en el que te encuentres, sino de lo que aspiras en un futuro. Además de la intención de permanecer o no en el sitio, ten presente si deseas vivir con tu pareja, formar una familia, continuar tu formación profesional, etc.

Definir este tipo de datos te permitirá decidir entre el tipo de casa que te conviene, tamaño de la vivienda y presupuesto disponible. No pases ningún detalle por alto para determinar cuál es tu mejor opción.

En conclusión, cuando aún no cuentas con estabilidad financiera o no deseas permanecer mucho tiempo en un mismo lugar considera alquilar. En cambio, si tu situación laboral, familiar y personal es estable, quizás te convenga comprar.

Comprar una casa también es una alternativa para quienes el dinero no es un problema. Y para las personas que quieran invertir en propiedades. Es decir, no para vivir en ella sino para obtener ingresos pasivos o aprovechar la revalorización de la casa. El mercado inmobiliario siempre será un factor que afectará la decisión que tomes.

¿Ya decidiste si te conviene alquilar o comprar una vivienda? Si tienes dudas déjanos un comentario. Si te interesa comprar casa en San Cristóbal Mixco o ver el resto de las ofertas visita nuestra web.

No hay comentarios

Publica una respuesta