Consejos para alquilar un apartamento en Guatemala

Consejos para alquilar un apartamento en Guatemala

Consejos para alquilar un apartamento en Guatemala

Lee con atención estos consejos para alquilar un apartamento en Guatemala. ¿Ha llegado la hora de independizarte y no sabes por dónde comenzar? Si buscas apartamentos en alquiler Guatemala te interesa conocer los datos que te ofrecemos en este artículo.

¿Has decidido alquilar? Conoce las ventajas y desventajas

Decidir dónde vas a vivir merece que tomes tu tiempo para investigar cuáles son tus mejores opciones. Necesitas saber si te conviene más comprar o alquilar una vivienda y en qué zona te gustaría que esté ubicada. Qué tipo de inmueble quieres, que sea nuevo o necesite reformas, etc.

Es común que cuando se trata de personas jóvenes, solteras y que buscan su primera vivienda opten por un alquiler. Mientras que personas mayores y parejas recién casadas prefieren comprar. Hay que decir que esta tendencia no siempre se cumple, hay quienes optan por invertir en un inmueble por considerar que el alquiler significa perder dinero.

Saber qué es lo que más te conviene depende de varios factores. Diríamos que si tienes los recursos y planeas permanecer en la misma ciudad y trabajo a largo plazo, comprar es una gran alternativa. Por el contrario, si no cuentas con los recursos o prefieres invertirlo de otra manera y no sabes cuánto tiempo estarás en un lugar, opta por alquilar.

Si piensas que alquilar un apartamento o casa es tu mejor opción es importante repasar cuáles son las ventajas y desventajas.

Ventajas

Para rentar un apartamento la inversión es menor que si te decides por comprar. El arrendador te pedirá un depósito y un mes de renta por adelantado. Aparte de eso, hay que pagar por los trámites de registro del contrato.

Más allá de esto, los gastos no son mayores. Si el inmueble necesita alguna reparación, lo asumirá el dueño, al menos que acuerden lo contrario. Las responsabilidades del inmueble recaen sobre el propietario. Nos referimos a los impuestos, reuniones de la comunidad… además de las reformas.

Tampoco tendrás que invertir dinero en mobiliario si consigues un lugar amueblado. Sin embargo, los gastos de los servicios sí deberá asumirlos el arrendador.

Otro beneficio es que tienes libertad para cambiar de vivienda cuando quieras. Por ejemplo, si cambias de trabajo, mudarte a una zona más cercana a tu nuevo empleo no será un problema.

Por último, alquilar te permite evaluar la zona y decidir si te gustaría invertir y establecerte allí.

Desventajas

También debes conocer el lado negativo de los alquileres para que no te tome por sorpresa. La desventaja más relevante es que gastarás el dinero en renta y al final no obtienes nada. Al contrario de lo que sucede cuando compras, que pagas y tienes una propiedad a tu nombre.

Cuando escoges el lugar que vas a alquilar lo haces en base a un presupuesto. El problema es que en cualquier momento puede aumentar el precio del alquiler, lo cual puede provocarte una desestabilización financiera. Además, al no poder asumir el gasto debes comenzar a buscar otro lugar para vivir.

La última desventaja es más bien estética. La posibilidad de decorar a tu gusto o hacer cambios dentro de la vivienda es limitada. Hay muy poco espacio para personalizar la casa o apartamento.

Ya conoces los aspectos positivos y negativos de alquilar, ahora detallemos lo que debes saber antes de rentar una vivienda.

Consejos para alquilar un apartamento en Guatemala

Evalúa las tendencias del mercado

Antes de salir a buscar un apartamento tómate tu tiempo para investigar el mercado y conocer las tendencias del momento. Indaga qué tipo de viviendas y cuáles zonas de la ciudad son las que tienen más demanda. Estos dos elementos afectarán el precio de los inmuebles.

Hay que destacar que en los últimos años, los guatemaltecos prefieren vivir en apartamentos, lo cual ha impulsado el desarrollo de viviendas verticales.

Aprovecha este tiempo también para estudiar tu situación financiera. Tramita una constancia de ingresos en tu trabajo y busca un fiador. Necesitarás ambos como requisitos para conseguir el contrato de alquiler.

Enumera tus necesidades y preferencias

De acuerdo a tu estilo de vida define qué buscas en un apartamento. Si quieres que esté en un sitio tranquilo, cerca de centros de estudio o del trabajo, el tamaño y características básicas de la vivienda.

Por ejemplo, con qué amenidades te gustaría que contara tu nueva residencia: lugar de estacionamiento, seguridad privada, espacios para ejercitarse, etc.

Define el presupuesto

Elabora presupuesto antes de alquilar

Diversos factores afectan el precio del alquiler de las viviendas. La ubicación, el tipo y el tamaño del apartamento son los tres elementos principales a tomar en cuenta. Puedes ir estudiando el mercado a la vez que calculas cuánto puedes disponer de tus ingresos para el pago mensual de la renta.

Cuando vas a alquilar lo más recomendable es que la renta no supere el 30 % de tu ingreso mensual. Además del alquiler te harás cargo del pago de los servicios, junto a tus gastos personales de alimentación, transporte, educación, etc.

Tener un presupuesto es importante para saber cuáles son tus opciones. Apegarte a él es necesario porque si no puedes pagar, a los dos meses de deuda el arrendador podría dar por terminado el contrato.

En este punto, podrías definir si quieres alquilar solo o con un compañero. Esta última opción te da la ventaja de compartir los gastos. Sin embargo, ajustarse al estilo de vida de otra persona podría ser un problema.

¿Es mejor negociar con el dueño o con un intermediario?

Cuando vas a alquilar tienes la opción de negociar con el dueño del apartamento o a través de un intermediario, como una agencia inmobiliaria.

La principal ventaja de hacerlo con el propietario es que será más fácil negociar una rebaja en el precio. Sin embargo también acarrea algunos problemas. Por ejemplo, que en el contrato se establezcan cláusulas sin validez legal -quizás por desconocimiento-. O que el arrendador prefiera un contrato de palabra, algo que no debes aceptar porque se puede tratar de un engaño.

Las agencias inmobiliarias te ofrecen el respaldo que necesitas como arrendatario. Aunque esté de por medio la comisión, velará por los derechos de ambas partes para evitar conflictos entre propietarios e inquilinos.

Conoce las formas de contrato de arrendamiento

El punto anterior nos trae a este tema. Asegúrate de tener claro cuáles son los tipos de contratos de arrendamiento válidos.

El acuerdo se puede celebrar mediante un documento privado. En este caso, el contrato debe ser menor a tres años y no se puede celebrar si el inquilino adelanta un año de la renta.

La manera más segura es mediante escritura pública. Esta se presenta ante un notario y siempre estará disponible en caso de que alguna de las partes lo solicite. Además servirá de prueba ante un juez de ser necesario. Otra modalidad que se utiliza, en especial para las prórrogas de los contratos, es el cruce de cartas. En este hay que tener las mismas precauciones que con el documento privado.

Aprovecha la cita para averiguar más del lugar

Si ya has encontrado las opciones que te atraen para alquilar, visita el sitio con el propietario. Habla con los vecinos para conocer más sobre la zona y aclara todas las dudas que sean pertinentes.

Fíjate también en el estilo de vida que llevan quienes viven en la zona. Ten en cuenta que te tendrás que adaptar a ellos y ser un buen vecino mientras permanezcas allí.

Asegúrate de entender tus obligaciones

Antes de firmar cualquier contrato de alquiler debes tener claras las condiciones del contrato. La duración, el monto de la renta, las causas de terminación de contrato, cuándo y de qué forma debes pagar, etc.

En cualquier contrato es necesario conocer los derechos y obligaciones del inquilino para que no tengas problemas más adelante.

Confirma que todo esté en orden antes de firmar

No te apresures a cerrar las negociaciones antes de asegurarte que todo está en su lugar. Confirma que el arrendatario es el dueño del apartamento, solo el propietario o un representante autorizado pueden celebrar el contrato de arrendamiento.

El siguiente punto importante es evaluar el estado del inmueble. Haz por lo menos una visita y verifica que tenga las características que te ofrecen.

Cuando te hayas decidido por un apartamento haz un inventario con los desperfectos que encuentres y los muebles que haya en el hogar. Si es posible toma fotografías y hazlo en presencia del propietario.

Este inventario te servirá para cubrirte las espaladas. Recuerda que al alquilar pagas un depósito que se destina a cubrir los posibles daños que cause el inquilino en la propiedad. Tener pruebas del estado del apartamento te permitirá reclamar la devolución del depósito cuando se termine el contrato.

Si es posible pide que se hagan las reparaciones antes al firmar. El estado de la vivienda también afecta el precio del alquiler, así que puedes aprovechar para negociar con el propietario.

Esperamos que estos consejos para alquilar un apartamento en Guatemala te sean útiles. Nuestra intención es facilitarte la búsqueda de tu futura vivienda. Si tienes algún consejo que agregar a la lista, déjanos un comentario. Recuerda que en CityMax Real Estate estamos para ayudarte, si buscas un lugar alquilar, contáctanos.

No hay comentarios

Publica una respuesta