Cómo resolver conflictos entre propietarios e inquilinos

resolver-conflictos-propietaro-inquilino

Cómo resolver conflictos entre propietarios e inquilinos

Saber cómo resolver conflictos entre propietarios e inquilinos puede ahorrarte muchos dolores de cabeza. En CityMax, tu web para conseguir apartamentos en alquiler Guatemala sabemos que como dueño una vez que decides arrendar tu propiedad debes estar preparado para las disputas que surjan. Y como inquilino es básico evitar desacuerdos que puedan incluso terminar en problemas legales.

 

¿Cuándo puede haber problemas?

El primer conflicto que puede haber entre arrendatario y arrendador es justo antes de firmar el contrato. Pueden surgir diferencias sobre el monto del depósito de garantía por el alquiler, sobre la cantidad de documentos que el futuro inquilino debe entregar como soporte de su solvencia financiera, entre otros.

El propietario muchas veces considera que puede ahorrar dinero al rentar por su cuenta, sin contratar a una inmobiliaria, pero esto puede ser un error. Ya que al momento del contrato es básico revisar los antecedentes y la solvencia financiera del candidato a arrendador, y la falta de experiencia en este aspecto podría llevarlo a rentar a una persona que no sea confiable.

El inquilino también puede tener ciertas quejas sobre las condiciones actuales del apartamento. Esto sucede especialmente si la propiedad ya tiene algunos años. Como pequeñas fallas en la estufa, o detalles en las paredes o puertas, por decir algunos ejemplos. Esto es básico si es un apartamento con línea blanca o totalmente amueblado.

Lo mejor es aclarar este punto antes de firmar el contrato, y que quede detallado en este la situación de esos elementos que no están al 100 %. En algunos casos los inquilinos firman el contrato y solo llegan a un acuerdo de palabra sobre en qué tiempo el propietario reparará esos daños con los que fue entregada la propiedad.

Este último punto no es lo más recomendado, ya que no queda constancia de ese compromiso y a la larga puede significar más conflictos. Lo ideal es que se firme un documento dejando clara la situación actual de la propiedad y los elementos dentro de esta.

El inquilino no deberá realizar ninguna reparación por su cuenta. Primero debe consultar con el propietario. De hacerlo, no podrá descontar el gasto del pago mensual de la renta, ya que eso no está estipulado en el contrato.

Otros puntos de conflicto

El pago de los servicios, impuestos o mantenimiento. Estos detalles deben ser bien negociados antes de la firma del contrato, para evitar posteriores inconvenientes.

Generalmente cuando se alquila una propiedad se indica si el mantenimiento está incluido o no en el monto de la renta. También debe quedar claro qué servicios pagará el inquilino, si son todos o si el propietario debe pagar alguno. Los impuestos generalmente corren por cuenta del propietario.

7 forma de resolver conflictos entre propietarios e inquilinos

1. Evita disputas conociendo la ley

El conocimiento de las leyes es básico para evitar los problemas, es decir, evitar disputas antes de que comiencen. Muchos inconvenientes surgen porque una de las dos partes no conoce que han roto alguna cláusula del contrato, o no sabe que sus derechos y deberes están establecidos en la ley.

Lo ideal es que propietario e inquilino se tomen su tiempo para leer la ley, y estén al día con los cambios que puedan darse en esta. Así evitarán caer en disputas innecesarias.

Infórmate también sobre los fraudes inmobiliarios, para que no seas la próxima víctima.

2. Mantener la calma

Cuando surja una situación de conflicto entre propietario e inquilino, ninguna de las partes puede perder los estribos. Lo mejor es mantener la calma mientras sea posible. Cada uno debe poner de su parte, el propietario deberá buscar la manera de tomar control de la situación.

Si el problema pasa a mayores se puede intentar recurrir a la resolución alternativa de conflictos, como la negociación o la mediación. Para no tener que ir directamente a tribunales.

3. Conversen la situación

Muchos problemas entre inquilinos y propietarios pueden ser resueltos si se discute el asunto ampliamente entre ambas partes. Sin caer en insultos ni en la ira. Lo ideal es conseguir una solución honesta al problema. Trabajar y conversar puede ser la forma más fácil y barata de solucionar un conflicto.

4. Reúnanse

Lo mejor es reunirse cara a cara. Si solo han intercambiado palabras subidas de tono por teléfono o vía correo electrónico, lo ideal es recurrir a una reunión en persona, esto podría ayudar mucho. Que el encuentro sea en un territorio neutral, donde los dos se sientan seguros.

5. Apelen a la resolución alternativa de conflictos

Ya mencionamos la resolución alternativa de conflictos como una opción. Si has intentado sin éxito solucionar el problema entre dueño e inquilino, un mediador profesional podría asistirte. Estas personas están entrenadas para lidiar con situaciones que pueden surgir en contratos de distintos tipos.

También un arbitraje puede ser una opción. Es similar a la mediación, pero en esta alternativa se llegan a acuerdos que deben cumplirse obligatoriamente.

6. Documenten todo

Las pruebas son su mejor defensa. Si como propietario notas que tu inquilino ha roto repetidamente las reglas de su edificio o del acuerdo de alquiler, registra los hechos para probar tu caso, bien sea ante un mediador o ante un juez. Si tienes varias propiedades ten un archivo para cada inquilino.

Si eres el inquilino, se recomienda tener fotos de toda la propiedad justo cuando la entregan. Así podrás evitar cualquier tipo de reclamo o que no quieran devolverte el monto el depósito de garantía al final del contrato.

7. Deja que los abogados decidan

Muchos casos pueden resolverse antes de ir a la corte, una vez que se involucran a los abogados. Si el propietario y el inquilino tienen abogados pueden llegar a un acuerdo antes de ir a los tribunales. Y que se decida sobre las obligaciones y derechos de cada parte.

A pesar de que mencionamos que pueden conversar y llegar a acuerdos. Sabemos que no todas las situaciones son iguales, y que hay disputas que necesitan la intervención del sistema de justicia.

Algunos problemas que enfrentan los propietarios

Retrasos en el pago

Por alguna u otra razón los inquilinos pueden retrasarse en el pago. Bien sea que tengan problemas de ingresos, que hayan quedado desempleados, entre otras razones. En este caso la comunicación es básica, el arrendador debe ser sincero con el dueño y explicarle, y el propietario tiene que intentar ser comprensivo.

Pueden llegar a acuerdos de pagos mientras se soluciona el problema de dinero del inquilino. Como propietario es básico entender que cualquiera puede enfrentar un problema económico eventualmente y que no debe ser algo definitivo. Podrían tener un plan de pago semanal, o pueden cambiar el contrato, por ejemplo, permitirle subarrendar una habitación.

Malos inquilinos

Al momento de decidir por un inquilino, generalmente se hace una revisión de su historial crediticio y sus cuentas bancarias. Pero, hay que intentar conocer un poco más sobre estas personas, lo primero es pedirles que llenen un formulario con sus datos básicos.

Luego, deben entrevistarlos y conocer a la persona que podría mudarse a su propiedad. Si la persona ha rentado anteriormente, pídeles el número de contacto del propietario de su anterior vivienda. Conocer estos detalles podría evitar conflictos entre propietario y arrendador en el futuro.

El inquilino molesta a los vecinos

Al momento de hacer la investigación que mencionamos, no podrás prever completamente cómo se comportarán las personas una vez mudadas en el apartamento. Si tienen muchos problemas con los vecinos debes buscar cómo solucionarlos, lo primero es dejar que el inquilino intente resolver estos inconvenientes dentro del edificio, darle su espacio para conversar y llegar a acuerdos.

Pero, si pasa el tiempo y no hay soluciones, deberás intervenir. Habla con el inquilino para explicarle sus responsabilidades y asegúrate que el contrato tenga claros todos estos aspectos.

Otros problemas comunes

Los relacionados con las mascotas. Si como propietario permites mascotas dentro de tu propiedad, debes dejarle claro al inquilino cuáles son sus responsabilidades y deberes. Cómo deben comportarse en las áreas comunes y todo lo referente al ruido que puedan hacer los animales.

Daños en la línea blanca. Muchos apartamentos se alquilan con la línea blanca incluida. Si los inquilinos hacen un mal uso de estas y las dañan, deben responsabilizarse de los gastos de su reparación. Aunque, todo esto debe quedar claro en el contrato. Hay cosas que puedes hacer ante daños causados por los inquilinos.

Malos entendidos con el depósito. El monto del depósito no es el último mes del cobro del alquiler, es aparte de los doce meses del contrato, si es por un año. Una vez finalizado el contrato y si el inquilino cumplió con dejar la propiedad en buenas condiciones este monto debe ser devuelto.

Cambios en la propiedad. El inquilino no podrá hacer cambios importantes en la propiedad, como derrumbar paredes, cambiar las encimeras de la cocina o modificaciones en los baños. Si algún tipo de reforma o reparación es requerida debe ser conversada previamente con el propietario.

Ya sabes cómo pueden resolver conflictos entre propietarios e inquilinos. Hay disputas que son muy fáciles de solventar, pero otras pueden requerir la intervención de los tribunales. En CityMax recomendamos que al momento de poner apartamentos en alquiler en zona 10 lo mejor es contratar expertos asesores inmobiliarios, que conocen ampliamente sobre el tema y las legislaciones con los deberes y derechos de arrendador y arrendatario. Si requiere algún tipo de ayuda contáctenos.

No hay comentarios

Publica una respuesta